martes, 25 de febrero de 2014

lunes, 17 de febrero de 2014

Lqlld165.


El castigo.

Llegué tres minutos tarde. No me vio, sentada detrás de la columna, esperando pacientemente a ser llamada. Fueron pasando los demás, todos, hasta que sólo quedaba yo en la sala. Salió y preguntó ¿Estabas citada?. Sí, -contesté, llevo dos horas esperando; me retrasé tres minutos. Cerró la puerta de la consulta y, dirigiéndose hacia el ascensor, me espetó en los oídos un "Ahora vuelvo". Tardó veinte largos minutos que intenté aprovechar de manera terapéutica.


miércoles, 12 de febrero de 2014

domingo, 9 de febrero de 2014

martes, 4 de febrero de 2014