sábado, 2 de marzo de 2013

Noir sur blanc.


   Aquí termino mi particular homenaje a Jean Dieuzaide. En cierto modo se lo debía, después de pasar tanto tiempo en reposo en la estantería. Un fotógrafo que por culpa de un encargo para ilustrar un libro sobre "La España del Sur", entusiasmado con su idea de conocer la Iberia profunda (según sus propias palabras), prescindiendo del tópico "sol y castañuelas", recorrió una parte de España para regalarnos  un documento visual de nuestra historia de principios de los cincuenta, en forma de fotografías con escenas de realidades cotidianas de la calle, del mundo del trabajo artesanal y rural, la mística religiosa, la sensualidad de la mujer, las complicidades del rostro de un niño, el universo de las personas pequeñas,   de objetos y estampas (aparentemente) sin importancia: un país que ya nos miraba, aunque nosotros no lo pudiésemos (todavía) ver.


5 comentarios:

Xineiro dijo...

La síntesis es lo más difícil, decidir el encuadre y reconocer lo accesorio para eliminarlo de ese espacio, después centrarse en lo fundamental. Cualquier elemento que se añadiera a esta foto es muy posible que la desequilibrara. Es aplicable también a la foto de la página anterior, "insomnie", no falta ni sobra nada; lo justo y lo necesario. Sólo lo importante.

cascarilleiro dijo...

Me gusta la luz y el contraste¡¡excelente gama tonal de grises¡¡

Saludos.

virgi dijo...

Un homenaje muy luminoso y delicado. No sabía su nombre, pero al buscarlo en internet ya ví alguna foto conocida (como la de Dalí).
Cualquier empresa que te propongas seguro la llevas a cabo con dominio y originalidad.
Besos besos

alp dijo...

A mi me gusta lo simple y cotidiano,,,un abrazo desde murcia

ñOCO Le bOLO dijo...


Bonito perchero luminoso para abrigos opacos.

· bëSÖs

· CR · & · LMA ·