viernes, 23 de septiembre de 2011

Otoño en Edén.

3 comentarios:

Bernardo L. de la Cruz dijo...

También en las flores de buganvilla hay Yin y Yang; si mira por el envés, encontrará las semillas que vistan de color las tapias y las casas.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Ciertamente, en esa falsa flor de una buganvilla, se encierra todo un anuncio del otoño. La más bella de las estaciones.

· bSoS

CR & LMA
________________________________
·

d:D´ dijo...

Mas se marchito lo sólo existió en la mente ciega de unos cuantos buscando el camino de la felicidad que se comporta de forma efímera, no hay más edén que aquel que sólo se anhela, aunque sea durante un determinado tiempo; llegado el momento se muda y arrancando el vestido deja a todos desnudos con breves ropas de otoño.
Ya no lucen los verdes de antaño, no los vivos ocres de atrás; pronto pasarán por el frío color blanco que mojados producen transparencias y que como camisetas mojadas reirán de vergüenza sus propias mentiras mal avenidas. Se los juzga por sus pocas ropas y se empeñan en darnos a entender que no es lugar...para viejos.
dl*V